21 diciembre 2010

El cochinillo de Botín

Hace tiempo escribí sobre Taberna La Bola y su famoso cocido, un restaurante de estos que no precisan presentación, ya que su propio nombre es su tarjeta de visita.
Muchas veces los madrileños no sabemos apreciar lo que tenemos tan cerca. Madrid tiene una riqueza tremenda en este tipo de establecimientos: centenarios, testigos de la historia de Madrid que han servido a personajes determinantes en la historia cultural o política de España, y que llevan muchas generaciones ofreciendo productos de calidad y un servicio inmejorable.
Bajo mi punto de vista Botín es el abanderado de este tipo de establecimientos, sólo hay que leer su historia para darse cuenta que permanecer abierto desde 1.725 es un logro por si sólo, y que mantener el nombre de Botín como referente en la cocina tradicional y de calidad ha de ser una tarea dura y de mucha responsabilidad. Benito Pérez Galdós, uno de mis autores favoritos, menciona en varias de sus obras este restaurante y tal vez a ello se deba el especial cariño que Botín me ha despertado desde siempre. Pasar por su puerta significa parada obligatoria para admirar el certificado Guinness como "El restaurante más antiguo del mundo" que hay en el pequeño escaparate.
Degustar el famoso cochinillo de Botín es un placer que va más allá de saborear una carne de excelente calidad asada en un antiguo horno de leña de 1.725, es disfrutar de una herencia gastronómica renombrada y reconocida en todo el mundo.

Pero ser el restaurante más antiguo del mundo no significa que no se puedan aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías para mantenerse al día. Admirable es su activa presencia en las redes sociales (Botín en Facebook), sin duda una estrategia innovadora que le mantendrá durante muchos años más como referente de la cocina tradicional española.

RESTAURANTE BOTÍN

C/de Cuchilleros 17

Metro: Sol, Latina, Ópera

www.botin.es

Poco a poco iremos descubriendo más Restaurantes y Tabernas Centenarios de Madrid.



No hay comentarios:

Publicar un comentario